logo
Salud Turismo / Cultura Policiales / Judiciales Produccion Educacion Mineria Ciudad Interior

Miércoles, 9 de Enero de 2019

Si aún no te incomoda, es porque no lo estás pensando
Por Nancy Acosta | SFD - #sanfernandodigital #sfd #catamarca  
 
 

Nos quisiste mudas. Nos quisiste puras. Nos quisiste débiles. Sumisas. Divididas

Un día gritó una. Después dos. Luego tres. Ahora somos tantas que es iImposible callarnos…

Así que hablemos de manadas, hablemos de bandos y hablemos de bandadas.

Pasado el vertiginoso inicio de año y los tristes acontecimientos relacionados a la violencia de género que tuvieron repercusión pública, no podemos dejar de pensar en ellos como lo que representan, “violencia”, “de género”; corría el día 3 del año y por los medios de comunicación ya habían pasado 2 femicidios y 4 violaciones de las cuales 3 fueron a menores y en “manadas”. Entre lo doloroso fluctuaba lo turbulento y el enfrentamiento de “las manadas” se daba cual guerra en el lodo, están las manadas que violan, las manadas que acechan, las manadas que se creen impunes, y por otro lado las manadas que protegen, las del “yo si te creo”, las del “No es NO”, las del “mira cómo nos ponemos” que salían al cruce, feroces, defendiendo a las víctimas, gritando por las que no pueden, agitando e instalando la discusión, porque es la “raíz” del cambio, y lo entendieron, y no van a parar, y se va a caer…o lo vamos a voltear. Ya sabes, “cosas de bandos”, enfrentados, donde no hay posibilidad de tregua, donde la sororidad se vuelve hecho y busca por sobre todo que, “nos dejen de matar”, eso en sí mismo es innegociable, y no volverá atrás, no importa cuánto una sociedad se resista el cambio ya no es semilla, es brote, alimentado por vidas perdidas de la mano de la violencia machista, por eso va a trascender incluso lo que tendremos de vida…Así que hablemos de “bandadas”, de esas que generación tras generación cambiarán el rumbo de la historia, ojalá, hacia una realidad cada vez más justa, más humana, más equitativa y sin violencia machista; esa que muchos soñamos y no logramos, quizás no hicimos lo suficiente, quizás no hicimos nada, quizás nos acurrucamos esperando a que los que nos siguen hagan el cambio.

Entre medio de ello nos cabe pensar en cómo lo atraviesan sociedades como la nuestra, aquí en Catamarca, tradicionales, cerradas, machistas, (sin ánimos de generalizar, y al que cabe, de ofender),  donde lo complejo transmutó paradigmáticamente a lo “gracioso”…cual culto a lo oculto, cual reverencia al machismo, cual iluminar al macho que hay que “matar”, y hablar de “matar al macho” significa en reducidas cuentas matar el origen de lo que sostiene el pensamiento machista dentro de cada uno de nosotros. Pensemos en cómo de repente las redes sociales se llenaron de “memes” haciendo alegoría a situación de violencia de género que fueron bajadas de su condición a la burla, al desmerecimiento, ridiculizando, estigmatizando, minimizando situaciones que a muchas mujeres, desde pequeñas, atormenta, enmudece, entristece, y vuelve a violentar. Y no dejemos pasar, los populares, son todas feminazis, aborteras, esas no me representan o “nenitas” que no debieron estar donde estuvieron…

Desde ese lugar debemos por último pensar en lo estructurado y lo perverso de los mandatos que sostiene nuestra sociedad, esa que lava sus culpas peregrinando dos veces al año pero no tiene la capacidad suficiente de aceptar que la violencia de género se sostiene y se crea cada día, con cada acto de hipocresía, con cada no accionar en contra, con cada compartir algo en contra de quienes sostienen la lucha por erradicarla, con cada mirar para otro lado, con cada cuestionar a una víctima, con cada día de ignorar el verdadero origen de los términos que muchos con soltura expresan asociándolos a sus propias ideas, erradas, y también es necesario entender que el machismo se sostiene con cada silencio…Por eso es “vital” el “no nos callamos más”…eso, estará presente cada vez que pase una bandada. Ellas son, el verdadero cambio, y ya vienen, están cerca, por suerte…Por que las “nenitas de los padres que no las saben cuidar”, tampoco se violan, tampoco se matan; como parecieron justificar algunos medios nacionales, y gran parte de sociedades como la nuestra.

Si te incomoda, es porque lo estás pensando, estás en proceso de darte cuenta de todo lo que debemos cambiar internamente para ser también nosotros parte del cambio. Porque aquí cada uno elige un bando, se acopla a una manada, y pertenece a una bandada, la que ideológicamente le siente mejor.

 
 
  sepablanco   sepablanco  
s
s
s
         
 
         
info@sanfernandodigital.com.ar
     
Publicidad y Marketing
         

© 2007 - Copyright San Fernando Digital - Todos los Derechos Reservados - Se permite la utilización total o parcial de los artículos, sólo citando la fuente

Ciudad de San Fernando Del Valle, Provincia de Catamarca.

         
DISEÑO
PAVLODG
 

SFD en Youtube SFD en Twitter SFD en Instagram